Una charla sobre bacterias, arte y ciencia

Hoy he pasado una hora charlando con la artista británica Anna Dumitriu para una de las futuras entregas de Tres14 en TVE.

Mi relación con el bioarte es complicada. El concepto y sus posibilidades me interesan mucho. Los resultados, no tanto. La mayoría de piezas o de personas que conozco en el mundillo del bioarte o de la interfaz arte-ciencia siento que tienen una ideología previa que afirman a través de su trabajo. Pocas o pocos [siento yo] se atreven a investigar. ¿Cómo puede hacerse arte sin investigar de verdad?

La cosa cambia con el trabajo de Anna. Su exposición “La enfermedad romántica” que ahora está camino de exponerse en Amsterdam.

[The Waag Society in Amsterdam, Netherlands, it will be open Thursday – Sunday 11am – 5pm from 21st June – 27th July 2014]

Las telas y ropajes que se transforman, mediante el uso de cepas bacterianas, tinturas médicas, antibióticos y otras sustancias, en verdaderos mapas que trazan las ambiguas fronteras de nuestro conocimiento sobre el mundo de las bacterias. Un mundo que, teniendo en cuenta que, en nuestros propio cuerpo nos superan 10 a 1 sus células contra las nuestras… Supongo que es el mismo que el nuestro.

Animo a echarle un ojo al trabajo de Anna Dumitriu. A valorarlo y criticarlo. No todo tiene que gustar. La idea es llegar a una relación y reacción visceral con una temática que está cargada de ideología y prejuicio desde mucho antes de que dispusiéramos de una teoría de los gérmenes.

Si quieres averiguar más, evangelizador de twitter como soy, te recomiendo que la sigas en @AnnaDumitriu

Comentarios

tu texto...

Deja un comentario