Morir a los 100 es más barato que hacerlo a los 80

Esta semana he publicado un artículo en PAPEL, la revista de El Mundo, sobre un tema que me apasiona: la intersección entre ciencia, medicina, economía y política. El envejecimiento y la carrera científica para entenderlo es una verdadera contra-reloj en el que las sociedades desarrolladas compiten contra el incremento en los costes sanitarios de una población que, precisamente gracias al progreso material de Occidente, vive más tiempo… pero no necesariamente más sana.

Puedes leer la pieza entera en la web de PAPEL –> aquí

Comentarios

tu texto...

Deja un comentario