Juan Maldacena en el centenario de la Relatividad General

Cuando era chico, su papá -ingeniero- era de arreglar la lavadora o el automóvil en casa y eso, dice, atizó la llama de su curiosidad por averiguar cómo funcionan las cosas. La física de la escuela le ayudó a entender lo cotidiano mientras oxigenaba su natural fascinación con el universo. De ahí a la universidad -en Instituto Balsero, en Bariloche, Argentina- y el amor y la fascinación por esa disciplina lo llevaron a doctorarse en la universidad de Princeton, en Nueva Jersey. Cerca de allí, en el mítico Instituto para el Estudio Avanzado y casi veinte años más tarde, me encuentro con Juan Martín Maldacena con ocasión del centenario de la relatividad general. A sus 47 años, Maldacena, uno de los teóricos más reputados, trabaja en el campus que albergó a Einstein, Gödel, Oppenheimer o von Neumann.

Comentarios

tu texto...

Deja un comentario