Hacia Jerusalén: una semana en la World Science Conference Israel

Estoy esperando a embarcar en un vuelo de United que me llevará, directo desde Newark, a Tel Aviv. Salgo en la tarde del viernes para llegar en la mañana del sábado.

Las medidas de seguridad son extraordinarias. Similar a lo que sucede cuando embarcas en, por ejemplo, Colombia hacia EEUU. Nada nuevo. Mi equipaje y ropa están a prueba de este tipo de contratiempos.

Durante los siguientes seis días voy a asistir a la primera edición de la World Science Conference Israel. El encuentro está inspirado -o, al menos, eso nos parece a algunos- en el mítin de Lindau con Nobeles. En este caso, más de un veintena de científicos galardonados con el premio Nobel participarán en charlas, talleres y sesiones uno-a-uno con una selección de jóvenes estudiantes destacados de casi todos los rincones del planeta.

Tendré la suerte de poder seguir de cerca a los cuatro integrantes de la delegación colombiana. La Embajada de Israel en Colombia me invitó, a mí y a mi programa CST, a asistir al evento.

Admito que, entre que se trata de la primera edición del asunto y que nunca antes he visitado Israel, me siento más a ciegas que de costumbre. Será una semana, digo yo, llena de sorpresas y algún que otro tropezón. En cualquier caso, como dijo Anatole France “La oscuridad nos envuelve a todos, pero mientras el sabio tropieza en alguna pared, el ignorante permanece tranquilo en el centro de la estancia.” [Escribí sobre esta cita en una entrada reciente del blog]

Comentarios

tu texto...

Deja un comentario