De sapiens y neandertales. Una de cráneos.

Huelga decir que, como con las narices, cada cabeza es diferente.

El diccionario y sus coloridas expresiones salen rápidamente en nuestra ayuda. Un cabezón no es lo mismo que una cabeza de alfiler, del mismo modo que un cabezota, que denota un cráneo relleno de una sola idea, difiere en su significado de cabeza hueca, que es un cráneo sin ni siquiera ese pensamiento único.

En este caso, las cabezas o, mejor los cráneos, que vamos a comparar no son ni siquiera de la misma especie. Tuve la suerte de charlar con Markus Bastir, científico titular del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid, sobre su artículo en Nature Communications Evolution of the base of the brain in highly encephalized human species.

Markus Bastir, izquierda, y Antonio Rosas, derecha.

Supongo que a estas alturas, después de haberme pasado tres años entre paleoantropólogos para hacer mi documental En Busca del Primer Europeo, ya no me queda más que admitir la profunda adicción que tengo a todo lo que tenga que ver con la evolución de los Homo sapiens. Vamos allá.

Markus y el resto del equipo, entre quienes se encuentra el célebre antropólogo Chris Stringer, han comparado, mediante modelado 3D, cráneos de sapiens (en abundancia) con cráneos de la otra especie del género Homo y de cerebro comparable al nuestro conocida, el Homo neandertalensis (nada fácil de tener a mano, y de los que han conseguido hasta 14 ejemplares para el estudio).

De la comparación -es la primera vez que se hace con tantos cráneos y tanto detalle- han sacado tres conclusiones:

1. Los lóbulos temporales en sapiens parecen haber crecido mucho más a lo largo de la evolución de nuestra especie. Esto ya se sabía cuando se comparaba con chimpancés, por ejemplo, pero hasta ahora no se había podido saber si era una característica de todos nuestros antecesores o si, como parece haber confirmado esta investigación, ese tamanaño inusualmente grande los lóbulos temporales es propio solo de nuestra especie.

El lóbulo temporal es una parte del cerebro, localizada frente al lóbulo occipital, aproximadamente detrás de cada sien, que desempeña un papel importante en tareas visuales complejas, como el reconocimiento de caras. Es la “corteza primaria de la audición” del cerebro. También recibe y procesa información de los oídos, contribuye al equilibrio, y regula emociones y motivaciones como la ansiedad, el placer y la ira. (wikipedia)

2. El lóbulo olfativo también es más grande que los de los neandertales (en tamaño absoluto y relativo). ¿Por qué los sapiens tendremos tan buen olfato? La hipótesis que apunta Markus, fuera del paper, es que el olfato se ha relacionado fuertemente con la memoria y con la vida social (reconocer aromas de individuos, las feromonas, el miedo, etc.) y puede que esto tenga algo que ver con la mayor capacidad social del sapiens… tendremos que esperar a futuras investigaciones para averiguar más sobre esta hipótesis. (wikipedia)

3. La forma de los lóbulos frontales es distinta en sapiens y neanderthalensis. Este es el aspecto más extraño de la investigación. Resulta que el tamaño relativo de los lóbulos frontales de humanos no es mayor que el de los chimpancés (si inflaras un cerebro de chimpancé, 400cc, hasta los 1500cc de un humano, sus lóbulos frontales tendrían un tamaño comparable). Lo mismo sucede con los neandertales, el tamaño parece que, aquí tampoco, importa. Es la forma la que podría importar, porque es decididamente diferente. ¿Qué significa? Como en el punto anterior, tendremos que esperar.

El lóbulo frontal es un área de la corteza cerebral de los vertebrados. En los seres humanos está localizado en la parte anterior del cerebro. Los lóbulos temporales están localizados debajo y detrás de los lóbulos frontales. Los lóbulos frontales son los más “modernos” filogenéticamente. Esto quiere decir que solamente los poseen de forma desarrollada los animales más complejos, como los vertebrados y en especial los homínidos. En el lóbulo frontal se encuentra el área de Broca, encargada de la producción lingüística y oral. También se dan los movimientos de los órganos fonoarticulatorios. (wikipedia)

((En breve, un podcast con la conversación!))

Referencias

Evolution of the base of the brain in highly encephalized human species

Nature Communications 2, Article number: 588 doi:10.1038/ncomms1593

Comentarios

tu texto...

One thought on “De sapiens y neandertales. Una de cráneos.

Deja un comentario