Connection o la historia en ciencia I

He leído hace poco el último libro de uno de los comunicadores de la ciencia más interesantes de la última década. Lo he disfrutado mucho. Tan interesante que me apetece compartirlo con vosotros en el blog.

RandyOlsonEl autor en cuestión es Randy Olson. Para los que no os suene -no se ha prodigado mucho fuera de círculos angloparlantes-, Randy fue profesor de biología marina en la universidad, después de doctorarse en Harvard, pero decidió que contar historias le atraía más. Ni corto ni perezoso, el hombre abandonó una posición segura en una buena universidad para volver a sentarse al otro lado de la clase y estudiar cine en California.

Si no lo conocéis, su documental Flock of Dodos: The Evolution-Intelligent Design Circus es una de las mejores piezas sobre la cuestión de la evolución en EEUU que jamás he visto.

Lo mejor de Olson es su porte típicamente norteamericano. Comunica de una manera directa, sin tapujos ni cortesías. No puedo decir que esté de acuerdo con el 100% de las cosas que dice en su último libro ‘Connection’ pero… ¿quién querría leer algo con lo que esté en completo acuerdo?

Aquí van algunas de las cosas que más me han interesado de su libro Connection: Hollywood Storytelling meets Critical Thinking

 

El primer ejercicio que propone a los lectores -que presume científicos con ganas de comunicar y con una natural desconfianza a los no científicos- es que encuentren la palabra, una sola palabra, que condense la esencia de su historia -por supuesto, la idea del ensayo es aprender a narrar de una manera efectiva tu ciencia, tu historia-.

Ejemplo: ¿Investigas sobre cambio climático? Una buena palabra para ti puede ser pérdida.

¿Qué otros ejemplos se te ocurren a ti? Este es un magnífico tema para un hashtag en twitter, ¿cierto?

Otra de las cosas que argumenta Olson es que toda comunicación de una historia debe ceñirse a lo que describiera Hegel en su dialéctica -aquí debo admitir que no tengo el conocimiento suficiente sobre la obra del filósofo alemán para juzgar la idoneidad de incluirlo como ejemplo aquí-: el esquema

Tesis — Antístesis — Síntesis

O, dicho de otro modo, que una historia no puede avanzar, es más, no existe si no hay conflicto. Es algo que os contarán en la mayoría de manuales para guionistas o, si lo prefieres, en uno de mis libros favoritos y que Olson cita abundantemente, El Héroe de las Mil Caras: Psicoanálisis del Mito de Joseph Campbell.

La idea básica es que el protagonista [tú] quiere algo [hasta aquí la tesis]

Algo se le opone, normalmente encarnado en una persona aunque puede funcionar con un grupo de individuos o incluso algo no humano [esta será antítesis o negación del héroe]

El héroe sólo puede triunfar cuando aprende algo, cambia algo, que le granjea el favor del destino.

La estructura ya la conocía pero lo que nunca me planteé es que, en ciencia, estamos acostumbrados a nunca plantear las cosas así. En ciencia no oponemos sino que agregamos datos, enunciados, tesis -hablo desde el punto de vista narrativo y comunicativo-.

Olson, con esa gracia que tiene para reducirlo todo a un bit fácil de recordar, habla de lo que aprendió un día de Trey Parker, el co creador de la famosa serie de animación South Park. En un documental sobre la serie, Parker cuenta cómo edita las historias que le dan razón de ser a cada episodio -¡cabe recordar que producen un capítulo por semana!-. Parker en un momento dice que repasa la historia e intenta siempre cambiar ‘y’ por ‘pero’ o ‘entonces’. Eso es lo que hace interesante a la historia, porque abre posibilidades. Donde antes había una suma de elementos, ahora hay opciones, conflictos, incógnitas que naturalmente excitan nuestro cerebro de Homo sapiens: ¿Qué pasará?

Olson, decía, transmutó la estrategia de South Park en su modelo ABT: And But Therefore.

Su modelo dice así:

Primero es la fase expositiva, en la que los científicos enumeran una serie de hechos. Esto y esto y esto y esto o esta condición de partida, esta hipótesis, estos resultados… [tesis]

PERO algo pasó, tal vez un resultado inesperado o que el modelo actual no puede explicar [antítesis]

ENTONCES hicimos nuevos experimentos, variamos las condiciones, etc. ahora nos encontramos en esta nueva situación [síntesis]

Nótese que este proceso puede retroalimentarse porque la síntesis es una nueva tesis de partida.

Una vez tienes una estructura compatible con el modelo de historia, puedes trabajar en multitud más de aspectos de la comunicación que Olson y sus colaboradores consideran clave. Aspectos que otro día escribo en un post, sobre la estructura profunda de una historia y sobre la comunicación no verbal, que seguro harán las delicias de cualquier persona interesada en la comunicación de la ciencia.

 

Comentarios

tu texto...

Deja un comentario