Blackfish, o el sinsentido de mantener orcas en cautividad

image

Estoy viendo Blackfish, un documental muy duro, que no ahorra en imágenes u opiniones, sobre la historia de las orcas en cautividad en los parques temáticos, particularmente Sea World.

Igual solo delata mi ignorancia pero no tenía ni idea de la cantidad, la gran cantidad de veces que ha habido accidentes o agresiones con el resultado de muerte del entrenador. El último caso, el que da pie a este documental, es el de Dawn Brancheau, una de las entrenadoras más experimentadas de la empresa y que murió en 2010 en Florida.

Lo más interesante es la oposición entre la imagen que los parques proyectan, que los medios y las películas de animación quieren proyectar sobre estos animales y la realidad de su cautiverio.

Pero este no es un documental que justifica la violencia de unos animales salvajes, al contrario, los presenta como mamíferos extremadamente sociales que sobreviven en condiciones pasmosas bajo la tutela de estas empresas del espectáculo. Mamíferos que acaban por caer en la locura, probablemente.

Estoy convencido de que mantener mamíferos en cautividad, mamíferos marinos, sociales y con una inteligencia enorme, será considerado como una barbarie propia de tiempos remotos en unos años.

Por el momento, lo interesante es observar esta transformación social “en tiempo real”. Tal vez, incluso, estudiar los posibles paralelismos con tradiciones milenarias como la del toreo. Y pensar.

El documental lo recomiendo, mucho.

Comentarios

tu texto...

Deja un comentario