A vueltas con la fuga de cerebros

 

Una amiga me propone un documental sobre la “fuga de cerebros” en España. He querido compartir mi respuesta aquí para conocer vuestra opinión. Es un tema que, desordenadamente, ocupa mi mente desde hace tiempo. Como supongo es el caos de la mayoría de los que leéis este blog…
Lo cierto es que no lo he pensado nunca como un documental explícito. Creo que es algo que en mi trabajo diario dejo claro y argumento explícitamente en la tele y que también en mi próximo docu, que se estrenará en enero en TVE, tiene una importancia obvia. Eso sí, no me refiero a la “fuga del talento” sino la aportación de las y los científicos a la sociedad, sea nacional, estatal o mundial.
La idea de la fuga de talento es una que, por manida y un tanto ambigua, no me ha atraído nunca. De un lado, es un discurso tan utilizado por los medios y los stakeholders con matices, intereses e interpretaciones diversas que ha sido desprovisto de sentido unívoco: unos quieren poder regresar, otros no tener que irse, otros no gastar en formar personal que luego es captado fuera, etc. De otro lado, creo que resultan, como dicen por aquí, disingenuous algunas de las quejas que se hacen al respecto, al menos en el contexto de una crisis de este tamaño y con consecuencias que van mucho más allá de las carreras de profesionales de talento.
Soy consciente del papel fundamental que la ciencia y las personas que la crean podrían jugar en una sociedad. Sobre todo en una tan hecha polvo como la española. Sobre todo tras ver ejemplos como el de Corea. Sobre todo después de vivir en EEUU y ver cómo puede hacerse y qué consecuencias tiene.
Pero no soy un creyente en la fuga sino más bien en la mala función y el desajuste de los incentivos económicos. Creo que España, para, en términos históricos, acabar de salir de una dictadura con la boina calada hasta las cejas, ha generado grandes científicos y muy buena producción académica. Creo que el problema está en que el resto de la sociedad no participa de ella, no la conoce y, sobre todo, no ve en qué le puede beneficiar que España haga ciencia, invierta en investigación.
¿Tiene sentido para ti la “fuga” o compras mi postura?

Comentarios

tu texto...

Deja un comentario